miércoles, 24 de julio de 2013

LAS MALAS DECISIONES PUEDEN A FUTURO SER LAS MEJORES...







Amaneció fresquito pero el sol comienza a aliviar el cuerpito, mates mediante comienza esta mitad de semana y en esta nueva oportunidad Nº 205 veremos que nos depara. Por el momento dispuesta a seguir abriendo bien los brazos y no dejarme caer ante las eventualidades que pareciera últimamente están más firmes que nunca. A veces me da la sensación que sigo con resaca 012. Me levante con un sinfín de preguntas que si bien se no sirven de nada, aun así las tomo para reflexionar conmigo misma y darme cuenta las malas decisiones que he tomado en mi vida, sobre todo las ultimas que surgieron el año pasado y hoy queda la resaca que por momentos pareciera no se va ir mas y de pronto una ráfaga me demuestra cacheteándome fuertemente la cara que esto, todo esto, solo forma parte de un recomenzar y que pronto, muy pronto todo comenzara a verse de otro color. Darle tiempo al tiempo, a las cosas, a los momentos a las situaciones, el tema esta (quizás) en NO apurarse aunque el reloj nos marque lo contrario.  Pero también creo que todo sucedió por algo, creedora absolutamente de las Causalidades de la vida y jamás de las casualidades, quizás sino hubiese sucedido todo lo que si, hoy no me encontraría así en un aspecto tan feliz y calma entonces me agarro de eso, tomo envión, recargo mis fuerzas y proyecto esta mitad de semana de una manera distinta, intentando que nada ni nadie me diga jamás que no puedo, incluso y por sobre todas las cosas “yo misma”. Hago una pausa, tomo otro mate y se me viene a la cabeza en este preciso instante un ejemplo que una vez me puso una persona a quien admiro y quiero mucho cuando me vio muy triste por una situación que no viene al caso. “Imagina que te permiten participar en un concurso “x” muy sencillo, tenes que tirar un dado y si sale cualquier numero del 1 al 5, recibís $100 , por el contrario, si sale el 6 vos tenes que pagar esos $100. Sin pensarlo un minuto, decidís participar y tiras así el dado con todas tus fuerzas sobre la mesa y de pronto… sale un 6. Acabas de perder $100, pero ¿ha sido una buena decisión o no participar? Por un lado, tenes claro que el resultado fue negativo claro esta para tu bolsillo, porque esos $100 han volado en un segundo, pero lo más importante y donde deberías detenerte es en perder la miopía y analizar el escenario en abstracto. ¿Difícil? Tenías 5 opciones de ganar y solo 1 de perder. Haciendo los cálculos, obtenemos que haber participado te genera de promedio (llamemos esperanza estadística) un beneficio de tres y un tercio, por lo tanto es interesante participar siempre aunque en esa vez hayamos sido desafortunados. Y es verdad, pienso seguir arriesgando, luchando, caminando se y estoy segura en algún momento todo “esto” formara parte de una gran anécdota y por sobre todas las cosas del aprendizaje mas grande de mi vida. A brillar y feliz MIERCOLES.- 

Abrazo

Gab

3 comentarios:

  1. hey que bueno nos tenias abandonados que buena nota que buena refle gracias por compartir me viene barbaro en este momento
    lul@

    ResponderEliminar
  2. Linda nota!!!
    mariano

    ResponderEliminar